viernes, 28 de septiembre de 2007

El poder de las pequeñas cosas.

Estoy hecha polvo. Tirada en el sofá con principio de gripe o anginas, dolor de cabeza y sin ganas de ver a nadie.
Mi pijama está retorcido alrededor de mi cuerpo y me da igual si el calcetín derecho está saliéndose de mi pie o si mis pelos están revueltos en la goma de la coleta... Sólo tengo ganas de cerrar los ojos, dormir y que al despertarme mi cuerpo esté pletórico de energía, sin dolores y con ganas de abrir los ojos. Tanto como pueda.
Con la intención de que morfeo venga y me acompañe un ratito empiezo a imaginar todo lo bueno que tengo en la vida. La gente buena que hay a mi alrededor. Las cosas buenas que me han pasado y las malas que he superado.
Recuerdo entonces un momento muy emotivo en mi vida. El día en que mi compañero se puso nervioso, le temblaba la voz y tenía el corazón en un puño. Ese día me regaló un anillo de compromiso. No significaba que nuestra relación fuera a ser más o menos sólida, que nos fuéramos a querer más o menos o que inesperadamente se le haya cruzado un cable y quisiera que nos casáramos.
No era nada de eso.
Era el anillo de compromiso de su madre. Y tiene mucho significado para todos.
Estábamos muy contentos. Mi corazón quería salir del pecho y me entró un tembleque muy raro. De emoción.

Ese anillo está guardado. Y sólo lo saco de su cajita en contadas ocasiones. Nunca me lo he puesto para salir a la calle.

Me he acordado de él y ha venido volando para rodear mi dedo anular.

Nada ha cambiado en mi cuerpo. Pero sí en mi mente. Estoy a gustito, tranquila, y los dolores ya no me tienen tan machacada, o al menos no los noto tanto.

Y Morfeo, no viene?? sii... mira parece que está aparcando.

5 comentarios:

vitruvia dijo...

Es sin duda el más poderoso, Lola. Ainss, yo tambien quiero tirarme en el sofá un día, jajajaja, aunque sea a costa de algunos dolorcillos.

La interrogación dijo...

Es el anillo mágico con poderes. ;-)
Espero que estés mejor.

Lola dijo...

juerrr... no estoy mejor, pero vuestras visitas me reconfortan...
Un abrazo.

Orleans dijo...

Fuerza.Y sobre todo,sé feliz.

Brie dijo...

A eso le llamo yo un momento Brie :D ten presente esos momentos más a menudo, son lo realmente bueno de la vida!!