miércoles, 3 de octubre de 2007

Arranque de sinceridad.

Estoy pachucha. No levanto cabeza desde el sábado pasado y ni el té ni el limón ni los achuchones de mi partener han hecho que los virus que dejasen tranquila. Al contrario, campan a sus anchas y poco a poco han conquistado intrínsecos lugares de mi anatomía.
Con esto de no salir a la calle en demasía me he dedicado a pasear por la blogesfera de lo lindo y he encontrado un montón de blogs que bien han merecido un ratito de lectura. Me he quedado gratamente sorprendida de ver que muucha gente escribe muy bien, que transmite un montón de cosas. Otros reflexionan y hacen pensar. Con otros te ríes un montón. Y hay otros que "coleccionan" unas fotos e imágenes de caerte para atrás de lo bonito. Muchos más. Poco a poco los iré recomendando, aunque muchos ya están puestos en mi lista de asíduos.

En fín, viendo todo esto me ha llevado a pensar el sentido de mi blog. Para qué coño quiero yo tener una ventana abierta al mundo. Para qué narices escribir lo que pienso o dejo de sentir en un cuadradito en blanco. Para qué escribo y para quién lo hago.

Y de ahí mi arranque de sinceridad. Una cosa me ha llevado a la otra.

Blogue y escribo porque me encuentro sola. Porque quiero compartir. Porque quiero leer y que me lean. Y dejar comentarios y darme a conocer y que le gente me conteste. Y sentir que aunque no conoces a los que te leen, alguien se ha tomado la molestia de pararse un ratito contigo. Y cuando abres tu blog y tienes comentarios en los post te da alegría, aunque no conozcas a quien te deja su mensaje. Es como pasarse un rato a tomar un café, a darte las buenas tardes o simplemente a hacerte un gesto amable, "que te he visto, hola".

Vivo en una ciudad en la que hay miles de personas y rodeada de tanta gente nunca me he visto tan sola.
No sola-abandonada. Por suerte tengo partener, familia y amigos. El partener es mi único contacto social actualmente, el resto están fuera.
Durante el tiempo que llevo aquí me he dado cuenta de que en determinadas situaciones te es más difícil conocer a gente... fuera del ámbito laboral todo se reduce mucho, cada uno va a lo suyo... y las personas que he podido conocer tienen su vida echa y a poca gente le interesa conocer a alguien nuevo... una pena... con lo ideal que soy yo ;-)
En fín, que pasear de un lado para otro, meterme en varias asociaciones y hacer mis pinitos en una ciudad nueva no han dado muy buenos resultados. Mierda de ciudades. Todo el mundo tan ocupado!

Y de ahí mi nueva y gran afición actual. De blog en blog y tiro porque me toca. Todos los días encuentro post que me hacen sonreir, gente interesante detrás de unas líneas, y aprendizaje contínuo.

Espero que mi arranque de sinceridad no os lleve a pensar que soy un caso clínico, de los de psicólogo. Sé que esta situación mía es pasajera, que en cuanto entre en el mundo laboral no tendré tiempo ni para pasarme a pensar. Mientras tanto disfruto parada. Y disfruto conociento a blogueros y blogueras. Aprendiendo y opinando.

Sois como mi colchoncito de cariño. Como el contacto diario que necesito tener con mis amigos.
Gracias!!

17 comentarios:

La interrogación dijo...

¿Crees que esto ayuda a paliar esos momentos en que uno se siente solo?
No se´... trato de pensar mientras lo pregunto. No sé.
Pensaré sobre ello.
Besos y ponte buena.

Lola dijo...

Tú y tus preguntitas, jeje! ;-)
A ver, si te sientes sola, te sientes sola. Pero no me digas que no te distrae leer a los demás, empatizar y ponerte en la situación,... no sé.
Yo me siento "acompañada" o siento que acompaño cuando leo los post.
Gracias! aachis!!

Orleans dijo...

Oye,muchacha,que me me ha encantando tu post,me ha parecido una oda a la sinceridad.Aquella que sólo se vomita cuando uno roza la locura.Que no estás sola.Que aquí nos tienes.Que te seguiremos.Te seguiré.Te diré siempre que pueda"hola".Un abrazo inmenso.

raquel... dijo...

Hola! no creo que estés loca, ni mucho menos. Y si lo estás, me pido delante de ti en la cola :P

Escribir es vomitar. Miserias o lo que te parezca. Nadie te conoce, y nadie te juzga por lo que eres, sino por cómo te exoresas. Si les mola, vuelven, si no, no

A mi al principio sólo me leían mis amiugas, y bajo presión jejeejejej. Un buen día un chaval entró y me dejó un comentario, y ahora es un grupito los que lo hacen. Lo hacemos, porque es mutuo

Yo le llamo "mi yo del blog". Quizá sea el que encierra más verdad...

un saludo :-)

suigeneris dijo...

¿Sinceridad? Cualquier diría que vas a confesar un vicio deplorable...
Pero si has contado la cosa más normal del mundo!!

A esto de los comentarios yo lo llamo "recibir postales", y es que es lo mismito.

Y ánimo!

DémoNan dijo...

Estoy contigo, hay pesonas por ahí que escriben realmente bien, es un gusto leer algunos blogs. Recúperate prontito y no estés de bajón que tus amigos de los blogs te mandamos mejorías.

Lola dijo...

Gracias!!!

vitruviA dijo...

Ay, Loliña!! ¡Cuantas veces me he sentido así! Te entiendo perfectamente. No te dejaremos sola aunque quieras echarnos a patadas, ya verás. Un beso grandote, reina.

lenita dijo...

Gracias por visitar mi humilde morada¡¡¡ Cada uno 'vomita' (joer que palabrita, me recuerda a las resacas) todo su interior escribiendo, a veces te sale de muy dentro y lo plasmas, incluso algunos escriben lo que no se atreven a decir.

De todas formas la soledad la siente uno, no la tiene. Me explico, puedo vivir sola y no sentirla en absoluto o puedo estar rodeada de gente y sentir la soledad con fuerza. Lo mejor para ello? Ocuparte, hacer cosas, salir.. en mi caso esperar desesperadamente la nieve para tirarme por ella¡¡

Raquel, me incluyo en el 'grupito'?? jajajaja¡¡

Besos¡

raquel... dijo...

Incluida estás, chula :D

jobu dijo...

Bueno es una buena forma de conocer gente y cuando escribes de liberarte un poco.

lola dijo...

Hola, bueno creo para comunicarse hay que dar un primer paso y poner un comentario....si no ¿cómo voy a saber que me tienes vinculada? ¡muchas gracias! y espero que a partir de ahora nos visitemos mutuamente. ¡Animo mujer, y que te mejores pronto! Un besito.

Clodovico dijo...

Es normal en las grandes ciudades, que uno se siente solo..
Pero eso de estar solo (no sentirte solo) es algo que con el tiempo, sienta de maravilla ;)

Sonrisa de luna dijo...

BUENAS TARDES GUAPISIMA, UISSSSSS pues mira que el virus se propaga por todos los lados eh ( aun no me habia dado cuenta ajajajajajaj), hoy ya estoy mejor pero llevo unos dias que no veas, pero bueno, a mal tiempo buena cara asi que la mejor de las sonrisas, jejejejejejej, pos mira que me a gustado tu blog, me alegro que te haya tocado tirar al mio , asi yo he llegado hasta el tuyo, a ver a seguir tirando a ver que e slo que conseguimos, jajajajaajajaj
besitos cielo y que tengas un buen dia

Tamaruca dijo...

Uhm... Qué bien te entiendo. Cuentas las preocupaciones que te agobian durante el día y luego lees puntos de vista totalmente diferentes al tuyo que te alivian un montón :-)

Aunque mis razones para escribir sean algo diferentes, también comparto las tuyas. He leído tu comentario en el blog de Brie y me ha encantado; pienso exactamente lo mismo, yo tampoco me escondo de nada ni me disfrazo de nada (aunque haya personas que crean que sí, je).

Un besito, ¡ánimo con esos virus!

Lola dijo...

He vuelto a la carga!!
He vencido a los virus y a todo lo que se me ha puesto por delante!!
Muchas gracias por vuestros mensajes, he sonreido mucho!!
Un abrazo.

Viguetana dijo...

Pues comparto totalmente tu visión del "blogueo".
Yo empecé por lo mismo que tú. Llegué a Vigo hará cosa de 1 añito. Adrián y yo solos. No conocíamos a nadie. Y yo, trabajo sola en casa; traduciendo.
O sea, te puedes imaginar el plan de vida que llevaba, ¿no?
Pues eso. Que yo empecé el blog para informar a mi familia y amigos, que siguen en Cataluña, de nuestras vivencias por Galicia.
Poco a poco el blog ha ido tomando vida propia y ahora, ya lo has visto tú misma.
Estoy encantada con él. Como tú muy bien dices, todas esas personas se han hecho un gran hueco en mi vida.
Y me encanta tener contacto con ellas.
Gracias por pasarte por allí y comentarme.

Un beso.