miércoles, 12 de diciembre de 2007

Hoy he paseado sobre cienes y cienes de hojas otoñales, todas de color marrón clarito que crujían cuando mis pies se ponían sobre ellas. Toda la calle era un rio de hojas caducas esperando que alguien disfrutara levantándolas al viento con una patada, o pisándolas para oir cómo se partían y así recuperar momentos vividos en medio de algún campo, parque o similar.
Ha sido una gran suerte que los servicios de limpieza de calles no hubieran pasado todavía.
Así que he pateado esa calle una, dos, tres y hasta siete veces arriba y abajo porque nunca se sabe cuándo voy a volver a tener tal suerte. Un bosque caduco sólo para mí.
Dicen que a falta de pan buenas son tortas, así que me he aplicado el cuento y a falta de un buen bosque o trozo de campo, me ha valido con una calle llena de árboles, coches y edificios. Como hacía bastante aire también ha ayudado a recrear la escena.
Así que ahí he estado un buen ratito, hasta que alguna parte de mi interior ha dicho... "yo creo que por hoy ya vale, ya parece que nos vamos completando". Y con toda la tranquilidad del mundo he saludado a la señora que ensimismada me miraba desde detrás de su ventana y me he ido a hacer la compra.
Tan feliz.
Y a vosotros, qué os hace disfrutar, sentiros bien??

5 comentarios:

http://vitruvia.wordpress.com dijo...

Yo me pirro por lo mismo que tú. Es que a mi el otoño me pierde, me encanta, deirectamente hubiera hecho lo mismo, jajajajajaja. Me voy a la compra, haber si aun no ha pasado el barrendero.

Orleans dijo...

Me encanta ese crujir de las hojas bajo mis pies.Pero me fascina aún más pasear bien abrigadita en un día de frío eterno y sol brillante cerca del mar.
Un beso.

pequeño saltamontes dijo...

Hola Lola!!!

Me encantan estos posts tan románticos... ay! qué ternura jijiji.

A mí, en invierno, me encanta correr todas las cortinas de la casa los días que hace sol, tumbarme en el suelo y echar la siestita sin ningún otro tipo de calefacción que la solar. Me siento como si fuera una pila que poco a poco va recargando su energía....
(Creo que en mi anterior vida debía haber sido una salamanquesa o algo por el estilo... jejeje)

Un besote!!!!!!

Lola dijo...

Y ayer fue un día increíble!! hacía bastante frío y un sol grandote en el cielo! ya no había hojas que pisar,... pero el mar y la playa estaban de maravilla. Una mañana muy agradable y que me hizo sentirme fresca, feliz, y mantuve la sonrisa todo el día!
Qué regalos nos dá mamá natura, verdad?
Un abrazo!

Lola dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.