miércoles, 27 de febrero de 2008

Missing

Eeeeeooooo!!!!
Buff! he estado perdida... no sé cuál ha sido la razón. Pero cuando abría el blog no me apetecía escribir nada, sólo pasear por vuestros rinconcitos, leeros un poquito y pasar de puntillas,.. apenas comentando. Qué momento más raro, y más normal al mismo tiempo.

Además estuvo el debate. Mi chico y yo lo vivimos cual combate de boxeo, yo me dejé las uñas. Y todo para que nos contaran más de lo mismo, nada nuevo. En fín. A mí no me cambió el voto. Creo que ningún debate lo haría.
No tengo mucha confianza en la política ni en los políticos, pero ya que tenemos la oportunidad de participar en la elección de los que dirijan nuestro país, vamos a decidir. No sé lo que quiero, pero sí sé muy bien lo que NO quiero. Creo que ahí está la clave.

Bien, nos dejamos de política.

Estoy enganchada a la Nintendo DS, al juego de Zelda!! es una cosa incontrolable ya! lo confieso! La verdad es que estoy un poco harta de ir con el barquito de allá para acá, de pelearme con bichos raros y de perder vidas cada vez que me caigo al agua (pero quién ha pensado este juego, en el que el prota viaja en barco pero no sabe nadar???) Peero,... no puedo dejar de estar picada con la pantalla y con las ganas de conseguir hacer tooodas las misiones, salvar a la niña, buscar todos los tesoros!!! Jeje! sólo me había pasado una cosa parecida con el Tetris de la game boy hace ya una decada y media!
Así que podeis imaginar lo que siento 15 años después! esto es la releche!
Este enganche me ha quitado de hacer otras cosas, como por ejemplo comer el domingo (se me pasó por completo) o de estudiar catalán (nos han cambiado la profe y esta es un horroooor..., vamos, que no sólo tiene la culpa el Zelda, también la desmotivación que provoca esta tía).
Y hasta que no acabe el juego no paro.
Jeje!

Y... este fin de semana me voy a ver a la family!! qué ganas tengo ya!! de achucharlos a todos y contarnos cosas y reirnos y estar cerquita de ellos!! Hace menos de dos meses que los ví, pero los echo un montón de menos y me hacen falta cada día.
Es curioso, porque cuando vivía en Madrid sí nos veíamos todas las semanas al menos un día, pero desde que estoy lejos, casi tengo que hablar todos los días con ellos. Qué cosas.

Tras este batiburrillo-resúmen-confluencia de lo que es mi vida en estos momentos, os dejo hasta otro momentito. Muy bien acompañados y acompañadas, por cierto ;-)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Eeesh una panda, eeesh una panda, eeesh una panda que aún no manda!

'talmente de acuerdo contigo! No shabemosh lo que queremosh, pero shabemosh lo que no queremosh, y lo que no queremosh esh que no nosh vaya bien a losh ricosh... que a losh pobresh ya lesh va mal y da igual... pero shi a losh ricosh nosh va bien a lo mejor she lesh pega algo a esha panda de vagosh y ashí todosh ganamosh!

Vota P.artido de losh P.udientesh o no votesh!

Orleans dijo...

Huy,que olorcillo a rancio hay por aquí en los comentarios...jajajaja.
Pues,guapísima,estamos igual:con ganas de observar,pero con pocas de ser vistas.Con más ganas de jugar que de saciar nuestras necesidades más prmitivas...qué fooooort!
Un beso grande.Pásalo bien con los tuyos.

Desesperada dijo...

jajajajjaja sí, menudo batiburrillo, pero genial, Lola! espero que te lo hayas pasado genial!

lola dijo...

El debate, ni fú ni fá.
El video, uhmm. ¿qué te digo? pertenezco a esa generación, y me desconsuela ver que el mundo no ha cambiado nada desde entonces, siguen las guerras, sigue el hambre, siguen las injusticias. ¿cambiará algun día? esperemos que si.
Un abrazo, y gracias por haberme llevado de paseo a mi juventud y mis sueños.

pequeño saltamontes dijo...

Lola, guapa!
Echo de menos tus escritos!
Yo también ando un poco entre melancólica, pasota y desconcertada... A ver si nos animamos y ponemos los blogs activos.
Espero que vengas bien mimadita de Madrid, que te hayan dado todos los cariñitos y las fuerzas necesarias para seguir adelante y que la separación no haya sido demasiado dura...

Desde Yokohama, mis mejores deseos de felicidad.

Un besote bien gordote!
Cris