viernes, 11 de abril de 2008

Sobre ruedas

Vamos mejorando la situación actual de mi cabecita, de mi cuerpecito, de los sistemas informáticos y demás.
El linux está casi controlado y el teclado a vuelto a funcionar con normalidad (cómo había echado de menos a los signos de puntuación, mecachis!)
Ahora sólo me falta encontrar un tema mordaz e hiriente sobre el que despotricar,... ah sii... qué os parece la Espe? o el boicot a los juegos olímpicos de Pekín? o la situación tan desastrosa y alarmante que tenemos con el agua...?
Hay mucho donde morder, no? Después de ver un día tras otro el telediario y pensar al cabo de 10 minutos que más que un noticiero lo que estaba viendo era una película de miedo, he decidido lo que ya me plantee hace bastante tiempo,... se acabaron los telenoticias.

Mensaje personal:
Cristina, has encontrado tu anillo? ayer me acordé de tí porque al guardar las camisetas en el armario, mi mano quedó atrapada entre dos montones de ropa y al sacarla, mi anillo había desaparecido, la ropa me lo había robado! Y me dije "a lo mejor es esto lo que le ha pasado a Cristina con su anillo"
Fin del mensaje personal.

Bien, siguiendo con las divagaciones... hoy que estoy positiva todo se ve más luminoso, con colores más vivos, la gente parece que sonríe por la calle,... y hasta los coches parecen hacer menos ruido. Qué capacidad tan grande tiene nuestro estado de ánimo para modificar nuestro alrededor a su antojo, verdad? y qué débiles somos nosotros entonces,... Pero no sé si esto le ocurre a todo el mundo o sólo a las personas que creemos y sentimos ser más "viscerales" que "racionales".
Qué pensais?

Y cómo se os antoja que voy a ir esta tarde a clase con la flipada que tengo en la cabeza!!??? jaja!!

2 comentarios:

pequeño saltamontes dijo...

Lolita mía, no he podido encontrar mi anillo todavía. Pensé en la posibilidad de que mi lavadora o ropa también hubiese estado tan hambrienta como la tuya, pero parece ser que no han sido mis verdugos.
Quizás, (es mi única teoría por el momento) metí la mano en la basura del plástico para bajar el volúmen de ésta y, en ese momento cayó disimuladamente dentro...
Lo que más rabia da es que sigue existiendo en este mundo materialmente, no se ha fundido ni nada por el estilo, sólo que no sé en qué punto dejamos de estar juntos y empezamos a separarnos poco a poco, sin saberlo. Qué tristeeeeee
Espero que no haya querido ser una metáfora de la vida... jejeje


Gracias por tu mensaje personal, Lola. Leer que alguien se acuerda de ti por un acto cotidiano me resulta muy alentador, y mucho más aún en estos días que llevo tan tontinos.

Un petonet molt fort, i ànim amb aquest català!!!

Cris

Orleans dijo...

Ay,nenaaaaaaa,cuanto tiempo sin leerte!yo me callo la boquita porque no he estado ezcesivamente comunicativa que digamos.Pero bueno,aquí estamos de vuelta provocando el pánico de la sociedad blogueril.Mi madre llama a los telediarios,teledesgracias,pes por ello que cuando comemos juntas nunca lo ponems de fondo.Nos molesta profundamente.Ah,por cierto,mil gracias por el prize.Si es de tu parte aún me cae mejor!Petons.