lunes, 12 de enero de 2009

No escribo, pero existo...

He de reconocer que mi neurona divagante está un poco perezosa estos días. Me pongo delante del ordenador y os leo, escribo algún que otro comentario (según la neurona me lo permita) y disfruto con vuestras historias y reflexiones.
Es difícil a veces encontrar qué decir y cómo decirlo. No es que tenga mucho trabajo intelectual que hacer por el momento, pero siento mi cerebro como si fuera blandy-bloo, como una gelatina de fresa que tiembla dentro de mi sesera.
Y es que no tengo nada que decir. O eso al menos creo yo, porque ahora que me pongo a teclear me asaltan un montón de temas, pero no desarrollaré hoy ninguno... los dejaré macerar a ver qué sale para el próximo día.
En realidad hoy sólo quería dar señales de vida.

9 comentarios:

Brie dijo...

a mi también me da perecilla escribir muchas veces :D además, hay que dedicarle tiempo... pero bueno, más o menos nos defendemos :p

lola dijo...

Hola, yo creo que todo esto es producto del frío, nos encogemos y no tenemos ganas de movernos, y las neuronas menos, jeje.
Saludos,

Pampanitos Verdes dijo...

Hola, Lola, no te preocupes. Sufres del típico "bloqueo de bloguero".
Un besito

Ingrid dijo...

Hoy me he obligado a escribir en el blog porqué noto que se va muriendo a plazo lento y no quiero desaparecer.
Tu escribe cualquier lolailada y seguro que quienes te leemos nos gustará.
Apa-li doncs!

vitruvia dijo...

Ainssss, yo creo que empiezo a salir de ese bache que sufrimos todos alguna vez. Un besazo, Loliña querida.

Kalikrates dijo...

Vas, vuelves, ... como todos. No pasa nada.

KyRiah dijo...

Nos pasa a todos :S, no debería ser así, pero entramos en la rutina del día a día, normalmente tenemos poco tiempo y el que nos queda preferimos aprovecharlos en otras cosas... hasta que te entra de nuevo el mono y no puedes parar, es un ciclo jejeej, pero siempre vuelves, que es lo que importa :)

KyRiah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Orleans dijo...

Pues va a ser que esa desidia nos inunda a todos en alguna que otra ocasión???hay días en los que te pones frente al ordenador con un buen puñado de historias qué contar...pero no tienes las fuerzas suficientes; y otros en los que te pones garbosa frente al susodicho y no hay manera de juntar dos palabrejas.
Nada, que no nos debes explicaciones,jo!!!
Besitos-