lunes, 15 de octubre de 2007

Fibra sensible...

Vamos a ver... no sé qué pasa hoy por todas las cabecitas blogueras... pero me he encontrado con varios post acerca del medio ambiente, del calentamiento global y demás. Y ya la hemos liado.
Me considero una persona bastante responsable en esto del consumo, de la renovación de las energías, de la reutilización de recursos,... (ya dediqué un post a esto) en ocasiones rozo el extremo.
Intento además que la gente que me rodea intente cuidar también cosas tan sencillas como el reciclaje de los envases. Pero este fin de semana ha sido catastrófico en este aspecto. He vivido en primera persona la dejadez hacia estos temas, con mi consiguiente decepción.
Y es que hay gente que aunque sepa los problemas que hay, no se toman la molestia de separar la basura, de andar 3 manzanas en vez de coger el coche o de poner la tele, la radio, el ordenador y todo sin hacer caso a nada.
Claro, no podía sino pedirles que me razonaran porqué mantenían estas costumbres a pesar de conocer la realidad (porque la conocen, claro).
En primer lugar me dijeron que no se creían nada, que todo el alarmismo "este" es por cuestiones políticas, porque los partidos quieren ganar puntos de cara a las elecciones.
Su segundo razonamiento es que esto es una moda, que ahora todo el mundo nos creemos muy "In" por llenar los contenedores de colores o ir en bici.
La cosa siguió con que si todo el mundo reciclaba, se acabarían los puestos de trabajo en las plantas de reciclaje, de los que separan la basura,... y ellos no querían contribuir a que hubiera pérdidas de puestos de trabajo.
Y lo que me dejó cao fue el énfasis que le pusieron a que ellos no iban a tener bolsas y bolsas de basura repartidas por toda la casa... que ellos hacían UNA o DOS bolsas DIARIAS! de basura y que iba todo junto (son dos personas).
Ojiplática y de todos los colores, no sabía dónde meterme. Porque por más que les intentara rebatir todo lo que contaban, era imposible que se bajaran del burro...

Y esto en su casa todos los días. Con el montón de viviendas que hay, y la cantidad de personas que piensan como ellos, no me extrañaría que la tierra explotase mañana mismo.

Está tardando.

Pero no perdamos la esperanza. Por suerte creo que cada día somos más los que tomamos conciencia y hacemos "pequeños sacrificios" para poder disfrutar de este maravilloso planeta...

2 comentarios:

vitruvia dijo...

Yo no he publicado acerca de eso (porque yo sí que no me entero de esas cosas) pero me uno al grito allá donde puedo. Un beso

lola dijo...

¿dos bolsas de basura? ¿dos personas?, nada Lola, a seguir machacándoles ;) Un beso