miércoles, 23 de enero de 2008

Mala planificación.

Jejeje!! no me queda otra que reirme. Esta mañana me he levantado con la intención de hacer la compra semanal, y cual ha sido mi sorpresa cuando he visto que tenía que elegir qué comprar, pues mi presupuesto mensual estaba reducido a la cantidad de 8 euros con 36 céntimos. Buff!.
Viendo esto, y el tiempo que falta para acabar el mes, he sido práctica. He echado un vistazo al congelador (donde está la mayor parte de la comida en esta casa) y creo que podemos sobrevivir.
Total, que un pollo, 2 kilos de patatas, y una bolsa de pan de molde han sido las últimas adquisiciones del mes. Y aún me ha sobrado dinero! jeje!
Os preguntareis porqué estoy en esta situación. Pues porque cada mes tenemos un presupuesto cerrado para hacer la compra, y dura lo que dura. Por suerte siempre hay algo congelado que nos permite tener un plus de tranquilidad. Está claro que si no hay nada en el congelador y se acaba el presupuesto no nos moriremos de hambre... sacaremos más dineros, qué remedio.
En el tiempo que llevamos haciéndolo nos ha pasado desde sobrarnos un montón de pasta hasta estar como este mes... qué raro...
Y es que andar con una economía ajustada es lo que tiene... sin contar con que el mes que viene me pasan el seguro del coche (juas!)
Que está claro que cuando vivía con mis padres salía a hacer la compra con mi madre y con 5.000 pesetas arreglábamos la compra semanal y nos sobraba para un cafecito,... y ahora me meo de la risa si voy a comprar con 30 euros... Parezco la abuela cebolleta, pero es la realidad.
Qué tiempos los de las pesetas!!!
Por otro lado: no preocuparse. Sobeviviremos hasta Febrero, jeje! qué mala planificación este mes!!

9 comentarios:

Paradox dijo...

Pues debes tener un congelador grandecito para aguantar tantos días hasta final de mes.
Por eso este mes le llaman la cuesta de enero.
En casa a veces hacemos lo mismo, dejamos de comprar y nos pateamos todo lo del congelador.

Anónimo dijo...

El Capitalismo tiene dos grandes fiestas sagradas.

Una es la Fiesta de Navidad, que abarca los meses de noviembre y diciembre. En ella los fieles honramos al dios Euro comprando todo lo que nos pongan por delante.

La otra es la Fiesta de la Cuesta de Enero. Es un periodo de recogimiento y abstinencia, análogo a la Cuaresma de los católicos o el Ramadán de los musulmanes.

Alabado sea el Euro!

Lola dijo...

Siii... está malamente la cosa. Pero no es cuesta de enero... es que se me ha pirado la pinza y no sé qué he hecho con el presupuesto...
Pero sabeis que la llamada "cuesta de enero" tiene fórmula matemática?? es la leche.
Un abrazo!

lola dijo...

Ay mi niña, esto de la cuesta de enero no hay quien nos lo quite de encima, antes era más suave ahora se ha convertido en la subida al Everest.
Y no creo que se te haya ido la pinza, es que sencillamente todo se ha puesto más caro en los últimos meses. Recuerdo con nostalgia la época en que me casé que con menos de 2000 pesetas a la semana, hacíamos la compra. En fin que en esto de la economía si que digo como Jorge Manrique que cualquier tiempo pasado fue mejor.
Saludos!!

Desesperada dijo...

uf, es que yo de un tiempo a esta parte me arruino haciendo la compra, tía, es tremendo! parece que todo vale el doble!

Anónimo dijo...

Es cierto. La compra que antes costaba 30 euros, ahora cuesta 50. La que antes costaba 60 ahora cuesta 100 (17.000 pelas de compra!!!). Que ahora si haces la compra de la semana por sólo 100 euros te vuelves pensando que has conseguido una ganga.

Lo que hay que hacer, además de comprar menos (que nos lo agradecerá la línea), es no comprar en las grandes superficies (Carrefour, Hipercor y similares). Si no compramos allí se verán obligados a bajar los precios (que ellos pueden, y mucho).

vitruvia dijo...

Vaya, después de salir del banco de poner la libreta al día y comprobar que aun me queda un día más de angustia, me dije, voy a bloguear un poquito, para quitarme este mal rollo de encima, jajajajajaja, y mira tú por donde......

Lola dijo...

Jajajaja!! veo que estamos tod@s igual!!jeje!! mi congelador ya está empezando a temblar el pobre... jeje!! Nada, a apretarse el cinturón... que podemos.
Un abrazo y feliz última semana de enero!!

Poetiza dijo...

Creo que con cuesta o subida de Enero saldremos adelante, vivas, no muertas de hambre. Dios aprieta pero no ahorca. Asi decimos por aca en el norte de Mexico. Saludos.